Noviembre dulce, de Pat O'Connor

30 noviembre, 2012

| | |
Noviembre, al igual que a la estación otoñal a la que pertenece, es, en gran medida, una época de nostalgia y reflexión, ya sea consecuencia de la caída de las hojas de los árboles o por el fin de la vida llevada en los meses calurosos.

Imagen otoñal de Granada. Fotografía de MB
En este ambiente es donde se desarrolla la película Noviembre dulce. Se trata de un remake, basado en una versión de 1968 y escrita por Herman Raucher. Protagonizada por Keanu Reeves y Charlize Theron, en ella descubriremos la historia de Sara y Nelson; ella es una chica bastante especial que inicia cada mes una relación con un chico diferente, volcándose totalmente en esa peculiar experiencia y viviendo por y para ellos durante ese tiempo. Sin embargo, al final del mes, acaba diciéndoles adiós de manera irremediable, simplemente para no implicarse demasiado a nivel emocional. Y es que Sara guarda un secreto que le impide confiar plenamente en el amor: está enferma, pero quiere vivir felizmente el tiempo que le queda, con una filosofía de vida relajada y liberal, que bien podría recordarnos al clásico estilo hippie. Nelson, sin embargo, es un publicista de éxito, obsesionado con su trabajo pero cuya vida se desmorona de un día para otro. Se da cuenta de que ha ido perdiendo lo poco que tenía y de que no sabe disfrutar realmente de las cosas importantes de la vida.


Charlize Theron interpreta brillantemente a Sara, con un punto de ternura que hace emocionar al espectador y le hace vivir intensamente el desarrollo de su historia. Keanu Reeves, sin embargo, encarna comedidamente y de forma correcta a Nelson, en su habitual inexpresividad a la hora de dar fuerza a sus personajes. Por su parte, la banda sonora corre a cargo de Enya, cuyo emocionante tema Only time pone música a las escenas más románticas de la película.


Sara y Nelson se encuentran en un examen para renovar el carnet de conducir. Debido a un incidente, Sara no pudo obtener su licencia por culpa de él. A cambio, ella le pide que le ayude rescatando a dos perritos de la perrera. Tras lograrlo, Sara le propone que sea su chico noviembre. Nelson, que ya no tiene nada que perder, acaba aceptando, sin pensar que esta decisión cambiaría su vida para siempre.


A partir de ese momento, Sara le impone reglas básicas para desconectar de la rutina normal de cualquier persona, como no prestar atención al reloj, no usar teléfono móvil, no mirar televisión ni internet, no usar ropa de lujo... Al principio, Nelson no entendía los motivos que impulsaban a Sara a ser así, e incluso, llega a pensar que está loca, sin darse cuenta de que todo lo hacía impulsada por su corazón. Él empieza a conocer el mundo cálido de Sara y a cambiar su visión del mundo, tanto es así que acaba rechazando una decisiva propuesta de trabajo. Y es que Nelson se divierte con Sara como nunca en su vida lo había hecho.


Tanto es así, que Sara se acaba enamorando de Nelson. Una vez que él descubra su enfermedad, ¿ella decidirá dejarlo como a cualquier otro mes? Sin duda, sería una decisión comprensible, pero totalmente dura. Porque el amor verdadero no sólo se muestra en los buenos momentos, sino también en la enfermedad y el sufrimiento, algo que a cualquier persona le puede llegar. Noviembre dulce invita a la reflexión sobre cómo el dolor interfiere en el amor, pero diferenciando claramente, en este caso, entre la ficción y la realidad.



Escrito por Mariela B. Ortega


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...