Guardianes de la Galaxia, de James Gunn

29 julio, 2015

| | |
Marvel se ha propuesto llenar las pantallas de sus superhéroes, creando todo un universo cinematográfico que fuera equiparable en éxito a su plantel editorial. Para ello, era necesario recurrir a sus héroes más célebres, como Iron Man (2008), The Incredible Hulk (2008), Thor (2011) o Captain American: The First Avenger (2011), con los que enganchar al espectador y después introducir algunos menos conocidos, pero inmersos en las mismas claves que nos vendieron con los personajes más conocidos, sobre todo cuando algunas de sus licencias no les permitían usar a Spiderman, X-Men o Los Cuatro Fantásticos.

No obstante, eso también daba cierto margen para crear historias originales a partir de algunas de sus creaciones menos populares fuera del mundo del cómic y convertirlos en éxitos de taquilla gracias a la fama adquirida por sus producciones. Y eso sucedió con Guardianes de la Galaxia (2014).

Al frente de la dirección de esta película de superhéroes menos conocidos para los no aficionados al cómic estuvo el estadounidense James Gunn. Aficionado desde joven a las películas de zombies, de ahí seguramente su atracción por el género del terror, mostrado en la escritura del guion del remake de El amanecer de los muertos (2004) o en su película Slither (2006). Ya ha trabajado en películas cómicas sobre superhéroes, como The Specials (2002) y Super (2010), esta última una sátira a este tipo de mundos, y volverá al mundo de Marvel con Guardianes de la Galaxia 2 (2017). Si va a tener segunda parte, no solo se debe a los planes de Marvel, sino también al gran éxito que ha tenido por parte de crítica y espectadores. Esto se debe a lo bien que juega la película con sus características, esencialmente el humor, en ocasiones absurdo, que aligera y parodia otras películas de superhéroes que suelen ser más acartonados, en línea con las historias clásicas de lucha entre justiciero y villano. 

James Gunn (izquierda) dirigiendo Guardianes de la Galaxia
Peter Quill (Chris Patt) fue secuestrado cuando era niño de su familia en la Tierra tras la muerte de su madre por una banda de ladrones, desde entonces se ha convertido en un cazarecompensas de actitud cretina y con aires de grandeza, bajo el nombre de Star-Lord. Sin embargo, uno de las piezas que consigue de un planeta olvidado lo pondrá en el punto de mira de otras personas, que querrán hacerse con ella por esconder un arma de destrucción espacial. En su viaje se encontrará con una serie de extraterrestres descarriados y con diferentes traumas con los que logrará alcanzar un objetivo más elevado: salvar el mundo de Xandar.

La película recupera cuestiones clásicas con las que realizar una película no solo entretenida, sino también con un ritmo muy agradable, con desarrollo de personajes y de tramas así como un humor que remite a costumbres humanas incomprendidas por los extraterrestres como a ciertos hitos desde los sesenta hasta los ochenta, que hará que el disfrute de la película se expanda más allá de un público joven. Se incluye aquí la banda sonora, compuesta por Tyler Bates, en conjunción con una serie de canciones de la época antes señalada que conforma la lista Awesome List, Esas canciones proporcionan referencias culturales, pero también un toque muy personal a la película, que podemos entenderla de forma humorística al acompañar escenas espaciales y de aventuras con canciones con las que guardan poca relación, sino que, por el contrario, han formado parte de la vida normal de las personas durante varias décadas.


Sobre el ritmo narrativo, debemos destacar su regularidad, alternando entre momentos de acción con momentos de pausa eficaces para ir desarrollando a cada personaje a través de las distintas situaciones. Gracias al mismo, los personajes se van introduciendo con pinceladas, pero logran establecer una personalidad más profunda y dramática.

Aunque el personaje central sea, claramente, Star Lord, cuya fachada chulesca esconde un corazón bondadoso y un anhelo por su pasado perdido, el resto de personajes ofrecen un estupendo cuadro que reparte drama y humor a partes iguales, no estando todo acumulado en uno solo. Gamora (Zoe Saldana) es de los personajes más serios, consciente del peligro que les acecha y deseando traicionar a quien acabó con su vida para proporcionarle un destino más atroz; sin embargo, no puede evitar las muestras de su bondad ni su desconocimiento sobre la forma de divertirse.


Rocket Raccoon (Bradley Cooper) y Groot (Vin Diesel) son la pareja más estrafalaria del grupo, siendo un mapache y un árbol genéticamente modificados, respectivamente. El primero funciona como el mecánico del grupo, pero a pesar de su apariencia y de los chistes sobre ella, da muestras del terror y el dolor que le produce ser único en todo el universo, puesto que ello le costó un gran sufrimiento por los experimentos. Su actitud es similar a la de Star Lord, en cuanto a ser un cazarecompensas, pero les distancia la irascibilidad de Rocket.

Groot, por su parte, se distancia del resto del grupo al ser el único inocente así como el más desconocido por su incapacidad expresiva. Sin embargo, proporciona algunos momentos emotivos durante el metraje y cierto humor blanco, complementando así al resto. Drax el Destructor (Dave Bautista) concluye al grupo de los Guardianes de la Galaxia posicionándose como una persona vengativa y muy irascible, pero leal y fuerte para proteger a sus compañeros. A pesar de su apariencia, su procedencia permite jugar con chistes lingüísticos (al no entender los dobles sentidos).


Por contra, el buen desarrollo de estos personajes, cuya identidad queda muy bien marcada dentro del grupo y donde se añaden subtramas personales que se podrán ir completando en otras entregas, pero que aquí son suficientes para presentarlos, no tiene relación a Xandar ni al villano principal.

Ronan el Acusador (Lee Pace) es retratado como un fanático y radical religioso que quiere continuar una guerra milenario contra los xandarianos, sin embargo, como él mismo señala, nadie conoce la causa original, sino que ya se ha convertido en la venganza por la venganza. Aunque justificado así, no deja de ser un punto flaco para la película el hecho de que el villano tenga un desarrollo tan flojo.


Tampoco se detiene el guion a explicarnos más sobre esta cuestión ni sobre Xandar y su equipo Nova, liderado por Nova Prime (Glenn Close) y Rhomann Dey (John C. Reilly), que se equipara a los grandes gobiernos terrícolas, pero sin ninguna otra explicación. En ese sentido, la película se convierte en un "salvar un planeta de su destrucción" como compromiso con el bien, lo que nos devuelve a una situación maniquea más típica y poco relacionada con unos personajes principales que son capaces de un doble juego moral (Gamora traicionando a sus primeros aliados o Drax en busca de una venganza sanguinaria).

Podemos destacar también la presencia de Michael Rooker como el bandido Yondu, un personaje que actúa por beneficio propio, pero que proporciona, a su vez, algunas escenas interesantes gracias a su personalidad. O Benicio del Toro como el Coleccionista, algo eclipsado por las circunstancias que ningunean al personaje.


James Gunn tampoco se detiene demasiado en confundir al espectador y crea escenas de acción en el espacio que recuerdan a la saga de Star Wars a la vez que da un enfoque que recuerda a otras grandes obras de aventuras, pero todo aliñado con un toque de humor que le otorga personalidad a la película, tornándose así como una mezcla entre space opera y comedia de aventuras). Incluso resalta el hecho de que se haya preferido el maquillaje para los extraterrestres, dando la sensación de artesanado que se estaba perdiendo en la industria a favor de la recreación digital, aún cuando a algunos espectadores les pueda resultar un poco ridículos.

Algo que también puede suceder con algunos giros que recurren a ese humor absurdo, incluso en las escenas más tensas, pero que encaja perfectamente con el tipo de personajes que se han creado durante todo el metraje. Además, las tramas que quedan abiertas no solo sirven para futuras secuelas, sino que explican sucesos de esta misma película, como la capacidad de Star Lord para sobrevivir en cierta situación de la película.


En definitiva, lo mejor de Guardianes de la Galaxia es que es capaz de reírse de sí misma y de no ser una película más de superhéroes salvando el día, y todo ello no tanto por la trama como por la buena fusión entre su humor y un desarrollo personal y original de personajes, que funcionan mejor como antihéroes que como los héroes habituales.

Escrito por Luis J. del Castillo



1 comentario :

  1. Hola!! esta peli la vi hace un tiempo, y la verdad me gusto mas de lo que esperaba, porque la vi con muy pocas expectativas. Fue divertida, sobre todo el protagonista.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya te sigo y te invito a visitar mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...