Sueño de Polífilo, de Francesco Colonna

17 enero, 2014

| | |
De todas las obras del Renacimiento italiano, seguramente el Sueño de Polífilo sea conocido por ser una de las más enigmáticas y asombrosas. Este libro de 1499 está escrito en una lengua difícil, mezcla del latín con la lengua toscana, la griega e, incluso, características españolas, y contiene multitud de conocimientos enciclopédicos que abarcan desde la arquitectura hasta cuestiones culinarias o de jardinería. Aunque su principal característica y por la que es considera una obra maestra de la época es por los grabados que acompañan a la obra, más de ciento setenta imágenes bellísimas que, además de acompañar al preciosismo descriptivo del texto, contienen un gran simbolismo. El Hypnerotomachia Poliphilus, título original, es una genialidad de edición que solo podía salir de una de las imprentas más reconocidas de esta época: la de Aldo Manucio, situada en Venecia. Como curiosidad, uno de los jeroglíficos que acompañan a la obra fue posteriormente usado como el sello editorial de Manucio, siendo la imagen tipográfica más reconocida de esta época; nos referimos al emblema del ancla y el delfín, acompañados por el lema latino Festina lente ('apresúrate despacio').


Pese a todas estas cuestiones y a los estudios realizados sobre la obra, pesan varias incógnitas sobre la misma, como la motivación para realizar un libro de tal envergadura o su autoría. Aunque son muchos los que dan por hecho que fue escrito por un fraile veneciano llamado Francesco Colonna, lo cierto es que aún hoy la crítica no logra ponerse de acuerdo en concluir si este fue el autor o fue algún otro de mismo nombre, pero origen distinto, o, quizás, se trataba del pseudónimo de algún humanista reconocido, que trataba de huir de posibles represalias. La única verdad en la que hay un acuerdo es que existe un acróstico con las iniciales de todos los capítulos que señala a un tal Frater Franciscus Columna como enamorado de Polia, es decir, como si él fuera el protagonista y narrador del libro. Los debates sobre su identidad han ocupado ríos de tinta y es uno de los misterios que rodea a la obra, muy al contrario de lo que ocurrió con otro acróstico del mismo año que, sin duda, es de los más reconocidos en nuestra literatura, el que reveló a Fernando de Rojas como autor de La Celestina


El libro está dividido en dos partes, muy diferentes en extensión y estilo, que narra el peregrinaje de Polífilo dentro de su sueño, donde buscará a su amada Polia, fallecida en la vida real, para obtener su amor. El argumento, así de sencillo, se entretiene en la primera parte en diferentes discernimientos sobre saberes procedentes de la antigüedad, con diversos encuentros con personajes y lugares asombrosos pormenorizadamente descritos por el narrador, en este caso Polífilo. En este momento su guía será Polia, con forma de ninfa misteriosa y erudita, aunque, según varios críticos, este personaje es el símbolo de la sabiduría antigua. Sin embargo, en la segunda parte se produce un cambio en el narrador y en el personaje femenino que ha llamado siempre la atención a los lectores de la obra: Polia se convierte en la narradora y se convierte en una joven rubia llamada Lucrezia. Esta joven deberá escoger entre continuar con sus votos hacia Diana por una promesa cumplida cuando estuvo enferma o aceptar las petición de amor de Polífilo.

Sin embargo, como ya comentamos antes, se trata de un sueño y ella realmente está muerta, para lamento de Polífilo en su despertar. Esta técnica del sueño se comenzó a usar en la Edad Media, donde encontramos la Roman de la Rose, una de las fuentes de esta obra junto a la Amorosa visione de Boccaccio y la Divina Comedia de Dante. Este recurso otorgaba verosimilitud a la historia, un factor muy importante para los lectores de la época, sobre todo si tenemos en cuenta que en el pensamiento medieval, todo lo que estaba escrito era verdad, de ahí el cambio drástico y paródico que supone Don Quijote, la gran novela de Cervantes. Así pues, al enmarcar su historia en un sueño, Colonna consigue que cualquier suceso, por extraño que parezca, pueda parecer cierto, y, además, escapa a la censura al considerarse que los sueños no forman parte de la voluntad de la persona (aunque su lenguaje intrincado ya supuso una autocensura), algo que ya en el siglo XVII haría Quevedo con sus Sueños y discursos.


No podemos atrevernos a afirmar con certeza la influencia de esta obra en otras concretas, aunque lo que no podemos dudar es que recoge la tradición humanista del momento con su saber enciclopédico y con el carácter de la pareja protagonista, cuya tradición ya comenzó en Dante y Beatriz, pero que tiene su mejor reflejo en Petrarca y Laura, prosiguiendo además con otras parejas íntimamente relacionadas con la misma idea, como Garcilaso de la Vega e Isabel, Persiles y Segismunda o Romeo y Julieta. Después de todo, el ideal de la mujer que se aplica en esta obra perduró hasta el siglo XX, aunque con algunos cambios y, en algunos casos, una evolución desfavorable. Ya se advirtió por algunos autores, como Pardo Bazán, que tal idealismo en la mujer era, en realidad, nefasto, pues las apartaba de la realidad del mundo.

Patio del edificio de la Universidad de Salamanca
Distinto es el caso del arte gráfico y arquitectónico del Sueño de Polífilo, de lo que podemos destacar la influencia en los jardines franceses e italianos así como los grabados que se hicieron a inicios del siglo XVI en la Universidad de Salamanca con motivos extraídos del libro. Incluso hay algunos estudiosos que afirman que algunos de los jardines de Aranjuez ordenados por Felipe II toman en referencia esta obra, atendiendo a la posibilidad de que el rey la leyese, no en vano un ejemplar aldino permanece en El Escorial y fue introducido en España por uno de los maestros del, por entonces, príncipe.

En la actualidad disponemos de una traducción realizada en los años 80 dentro una cuidada edición de Pilar Pedraza con la editorial Acantilado, muy aconsejable para acercarse a esta obra, a la que os invitamos conocer no tanto por su lectura, que puede resultar ardua, sino por su composición, su edición y, en definitiva, sus hermosos grabados.


Escrito por Luis J. del Castillo


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...