Diana, de Oliver Hirschbiegel

14 diciembre, 2013

| | |
La princesa Diana de Gales fue una mujer que logró revolucionar y enamorar al mundo gracias a su personalidad y a su generosidad hacia los más necesitados. Más conocida como Lady Di, se separó del príncipe Carlos de Inglaterra tras un sonado escándalo de infidelidad de su marido con Camila Parker. Su vida, que hasta ese entonces dependía de la agenda de la corona Británica, está resentida tras la ruptura de su relación; traicionada y dolida, Diana vaga sin un rumbo fijo cumpliendo rigurosamente con todos sus compromisos, hasta que un día, por casualidad, en su vida aparece un interesante cardiólogo de origen Indio: Hasnat Khan. Khan es un médico que se encuentra terminando sus últimos años de doctorado, a quien la tenacidad, el esfuerzo y su sencillez como forma de vida han predestinado su prometedor futuro. Diana encontrará en Hasnat alguien que mira mucho más allá de lo que su fama y su imagen representan, mucho más allá de la simbología monárquica. Juntos se embarcarán en una relación convenientemente oculta de la opinión pública, pero el acoso mediático y la repercusión de la figura pública con la que comparte su vida le abrumarán mucho más de lo que en un principio presagiaban.


Todo un icono de la década de los noventa. Llega a nuestras pantallas uno de los estrenos más esperados por aquellos que todavía guardan un recuerdo de la que fue la princesa más mediática y querida del mundo. La película Diana, que llega precedida de una moderada polémica, cuenta los últimos dos años de vida de la princesa, centrándose en la relación secreta que mantuvo con el reservado doctor Indio-Británico Hasnat Khan y dejando a un segundo plano a su última relación con Dodi Al-Fayed. 

Este biopic está basado en el libro de la productora, directora y documentalista, Kate Snell, quien para la realización de su obra Diana: Her last love realizó una serie de entrevistas a los amigos y conocidos de la princesa Diana, y a los familiares del doctor Hasnat Khan. Gracias a ello, y encajando los acontecimientos públicos de Diana, construyó una imagen aproximada de los últimos años de la princesa. Fueron, sin duda, unos años marcados por el romance con el que se dice que fue su último gran amor, el cardiólogo Hasnat Khan, quien, en una entrevista ya se ha encargado de desmentir y criticar todo cuanto sucede en la película y, en especial, la forma de representar su idilio con la princesa Diana respecto a su relación familiar.

Es cierto que la película resulta un poco insulsa y plana la mayor parte del metraje, salvo ciertos momentos en los que logra emocionar al espectador y transmitir realmente lo especial que era Diana. Además, consigue tratar muchos temas y problemas por los que la pareja tuvo que atravesar, pero todos ellos sin la mayor relevancia ni profundidad, pasando de puntillas por muchos de ellos y dejando muchos hechos inconclusos. Tampoco ahonda en los problemas en su matrimonio, la vida con sus hijos o en la noche de su muerte; quizás unos hechos de los que ya se han hablado mucho en todos los medios de comunicación del mundo, siendo unos temas peliagudos para tratar en el film y que, posiblemente, han preferido no detallar para no reabrir polémicas del pasado.

Diana apoyando a los más necesitados en la lucha de las minas antipersona
Al igual que en el libro, la película de Diana se centra en lo que podría haber sido, o cómo se supone que debió ser, la vida sentimental de la princesa de Gales. Que nadie espere ver a la reina de Inglaterra, al príncipe Charlie, a la señorita Ferguson, ni a los jóvenes príncipes Guillermo o Enrique. Tampoco se profundizará en todas las obras benéficas a las que Diana contribuyó con su inmensa generosidad y conciencia hacia los países del Tercer Mundo, quedando como hechos anecdóticos al margen de su situación sentimental. La única representación del férreo control que debió ejercer la casa real en la aparente frágil Diana será a través del jefe de prensa de la casa real, que llevaba lo mejor que podía los temas polémicos de la princesa Diana, o en este caso, la imagen que debía dar públicamente para no dañar a la corona ni perjudicarse a sí misma.

Hasnat Khan (Naveen Andrews) y Diana (Naomi Watts)
En cuanto al reparto, Naomi Watts en el papel de Diana está correcta; no se parecen físicamente en todo lo que podía haber sido, pero sí que la actriz se esfuerza en ciertos gestos y expresiones que, sin llegar tampoco a parecer Naomi Watts, se intuye y se transmite algo de la esencia de lo que fue la princesa. El vestuario, el peinado, su forma de hablar (aunque a veces el doblaje la haga parecer anodina y otras resulte pésimo), su estilo y gestualidad son los mismos, recreando toda la parafernalia del personaje que todos esperamos ver en pantalla. Además, que se parezca o no el actor al personaje que encarna suele pasar a un segundo plano una vez que nuestro cerebro decide creerse (o dejar de creer) lo que está viendo. Por otra parte, Naveen Andrews (Sayid de la mítica serie televisiva Perdidos) es su gran amor Hasnat, bastante acertado en su papel de responsable, inteligente y reservado cardiólogo, que tendrá muchos altibajos a la hora de enfrentar su relación con la princesa. El resto del reparto, como Cas Anvar haciendo de Dodi, pasan sin pena ni gloria por el resto de la película. Además, otro punto negativo a destacar son sus numerosos cortes abruptos entre escenas, mareando, además, entre la multitud de escenarios y ciudades internacionales en los que se desarrolla. Aportan, sin embargo, bellos momentos fotográficos de todo el mundo.

Ramos de flores tras la trágica muerte de la princesa
La historia acaba siendo bastante predecible, sobre todo si se conocen los hechos históricos en los que está basada. La narración se centra precisamente en la vida oculta de la princesa (sus amores, su comportamiento y hábitos de manera privada...) siendo los momentos públicos, como la famosa entrevista que concedió a la BBC, las fotografías y comunicados en prensa... los únicos hechos históricos, aunque sin plasmar los documentos e imágenes reales. Además, se demuestra el respeto guardado hacia la familia Real Británica y al personaje que representa Naomi Watts, Diana, con una trama entretenida, cercana a un drama romántico lleno de licencias creativas más que a un biopic. Lástima que sólo se quede en eso, en una película entretenida más que en una gran película como prometía ser.


Escrito por Mariela B. Ortega




0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...