El alucinante mundo de Norman, de Chris Butler y Sam Fell

30 octubre, 2013

| | |
La técnica del stop motion está unida a la historia del cine desde sus inicios, ayer nos acercamos con MB a Pesadilla antes de Navidad (1993) que a inicios de los noventa supuso el culmen de lo que Tim Burton había estado realizando en los ochenta con sus cortometrajes para Disney.

Ahora nos acercamos a una película más reciente, del año pasado, que tiene en relación con la mirada burtoniana la cercanía a la muerte y a la humanización de los espectros y seres oscuros. El alucinante mundo de Norman (ParaNorman, 2012) nos traslada a la vida del muchacho Norman, un marginado estudiantil que da el perfil de muchos de los protagonistas de aquellos films juveniles de los años ochenta, pero con la particularidad de tener un don sacado de El sexto sentido (The Sixth Sense, M. Night Shyamalan, 1999), cosa que descubriremos con buen acierto de la dirección.

Realmente, el personaje principal logra ganarse el favor del espectador con su forma inocente, asustada y, a la par, sincera de actuar, todo acompasado por intentar ir a contacorriente de la opinión de aquellos que no se atreven a aceptar lo desconocido o lo diferente. 

No obstante, este es, a su vez, el mejor acierto y el fallo principal del film de Butler y Fell, puesto que el carisma con el que cuenta Norman no se aplica al resto de personajes. La mayoría de estos son simples clichés que funcionan para parodiar a películas de género similar en lo que podríamos considerar un claro homenaje.

 
Un poder transmitido de generación en generación, una relación paterno-filial complicada, una madre comprensiva, un amigo gordito, un joven musculoso pero de pocas luces y una pseudo-pija que se enamora de este último son algunos de los elementos que conforman esta película y que rodean al protagonista y a la leyenda de su ciudad. Combinando momentos de gracia con reflexiones sobre el miedo, la incomprensión familiar y la injusticia, se logra un cuidado resultado dentro de esta laboriosa técnica que supone el stop motion. Quizás la cantidad de estereotipos que contiene y algunas escenas que bajan la buena calidad de la película hacen que sea más floja, aunque estos elementos forman parte del género.

La película logra ser una obra sincera, una buena pieza para disfrutar en familia y que seguramente hará disfrutar a todos sin ofrecer una historia demasiado azucarada. El encuentro final entre Norman y la antagonista logra ser de lo mejor de la pieza y confiere una ternura inesperada que recuerda también al maestro de la animación Miyazaki. El estudio LAIKA, especializado en el stop-motion, puede estar orgulloso de competir al mismo nivel que Disney, Pixar o Ghibli con la misma calidad, ofreciéndonos ya en el pasado Coraline (2009), del mismo director que Pesadilla antes de Navidad (1993), y el año anterior esta obra de Chris Butler y Sam Fell, ambos experimentados en el mundo de la animación habiendo participado en títulos como Ratónpolis (2006) o La novia cadáver (2005).


En definitiva, el film, en una línea similar a Super 8 (2011), nos recupera ese estilo ochentero de transmitir una historia con una técnica tradicional y artesanal del cine, pero con un resultado muy depurado. Una pieza con un metraje no demasiado extenso que nos hace reflexionar con un entretenimiento muy apetecible.


Escrito por Luis J. del Castillo




1 comentario :

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...