Clásicos Inolvidables (XX): Historia del corazón, de Vicente Aleixandre

20 marzo, 2013

| | |
El paso del tiempo ilumina u oscurece a las personas y sus obras. Quienes disfrutaron del favor del público y la crítica pueden quedar emborronados en la actualidad, pese a que su grandeza haya sido alabada de forma unánime. En este caso, nos adentramos en el Día Mundial de la Poesía con esta reflexión, adentrándonos en autores de la Generación del 27. El primero es, curiosamente, uno de nuestros Premios Nobel en Literatura, unos premios en los que no hace falta que confiemos, pero que revelan la importancia que Vicente Aleixandre tuvo en su momento. Muchas pueden ser la causa del oscurecimiento al que se han visto obligados gran parte de estos poetas, de los que, en ocasiones, solo conocemos los nombres; posiblemente la relevancia que se le ha dado a ciertos autores sobre otros junto a una homogeneidad de grupo como es el título de Generación del 27 ha servido para ocultar las personalidades de estos autores. Sirvan estas líneas para reivindicar a un poeta que merece ser conocido.


Sevillano de nacimiento, pasará su infancia en Málaga, donde coincidirá con Emilio Prados. Aunque su interés era la prosa, fue gracias a sus vacaciones en Las Navas del Marqués donde conocería a su gran amigo Dámaso Alonso, quien le abriría las puertas a la lectura de poesías más allá de las primeras lecturas escolares que le habían resultado insulsas. Gracias a Alonso conocerá las obras de Rubén Darío, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez, y a partir de ahí se dará su iniciación a la poesía, publicando sus primeros poemas en la Revista de Occidente en 1926. Por cuestiones de salud tuvo que permanecer en España tras la guerra civil pese a sus ideas republicanas, sirviendo de maestro y guía para nuevos poetas. De carácter más reservado y tímido, algunos de sus compañeros de generación le recuerdan en diferentes artículos como una persona sonriente, acogedor, pero reservado y pensativo. Su casa sería hogar de la poesía, aunque en la actualidad esté abandonada e ignorada por la administración pública pese a la defensa estimable de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, quienes abogan por su recuperación y revaloración en el sector artístico.

La destrucción o el amor
Regresando a nuestro poeta, debemos saber que su poesía siempre ha dado vueltas a un mismo objeto, ofreciendo diferentes perspectivas a lo largo de su trayectoria poética. Si observásemos la vida del poeta como un eje en el que se apoya su poesía, podríamos hablar de tres etapas: poesía de la juventud, de la madurez y de la vejez. No obstante, aquí nos vamos a centrar en Historia del corazón, que proporciona un giro en su poesía durante la madurez del poeta, siendo la segunda línea que sigue. En sus primeras obras, sin tener en cuenta el libro Ámbito, creó una poesía cercana al superrealismo, aunque nunca se consideró ni fue considerado un poeta superrealista. Esto se debe a que Aleixandre logra desarrollar la idea planteada en cada poema ya desde el título; además, valorarlo como poeta surrealista supondría caer en la superficialidad al no valorar el contenido que nos ofrece, aunque este pueda resultar difícil.

La obra culmen de esta etapa fue La destrucción o el amor, orientada a una visión panteísta en la que la vida surge y se dirige al cosmos. Aquí contempla una identificación de la muerte como el mayor acto de amor, estando relacionados los conceptos destrucción y amor, junto a una naturaleza viva con la que también se identifican los cuerpos amantes. Observemos unos fragmentos del poema La muerte para ejemplificar estas palabras:

Vengan a mí tus espumas rompientes, cristalinas,
vengan los brazos verdes desplomándose,
venga la asfixia cuando el cuerpo se crispa
sumido bajo los labios negros que se derrumban.
[…]
Venga la muerte total en la playa que sostengo,
en esta terrena playa que en mi pecho gravita,
por la que unos pies ligeros parece que se escapan


A la otra orilla de su trayectoria encontramos Historia del corazón como cumbre de una lenta transformación que supondrá un giro en su concepción poética, ya rastreable en Nacimiento último. Publicado en 1954, Aleixandre abandona la abstracción, a la que retonará en la vejez, para concretarse. Se abandona el panteísmo, la reflexión metafísica, por la experiencia humana, protagonista de los poemas de esta obra. El vivir humano invade la poesía, aunque no sería justo negar que en toda su poesía el protagonismo lo ha tenido el ser humano y su vida, cambiando el prisma desde el que se observa. El propio poeta señaló en 1978 para la antología Mis mejores poemas que "el protagonista de la poesía es siempre el mismo, porque la poesía [...] empieza en el hombre y concluye en el hombre, aunque entre polo y polo pueda atravesar -algunas veces iluminar- el universo mundo".

¿Qué temas encontraremos en Historia del corazón? Efectiva e inevitablemente, el amor, punto esencial de la obra aleixandrina y del arte en toda su historia. Aunque no solo el amor conforma los poemas de este libro. Debemos tener en cuenta las circunstancias sociales y vitales que atravesaba el poeta. Se conciben en esta obra poemas sociales, que lanzan una llamada de atención a la ciudadanía para que se una. Es la misma unión que antes reflejaba en el panteísmo natural, pero ahora reflejada en la colectividad humana, destinada a estar fraternalmente acompañada. Este planteamiento se entremezcla con la escena amorosa, donde el ser amado es metáfora de esa colectividad. Así pues, Aleixandre empleará la anécdota, la experiencia vital magnificada y embellecida al convertirla en poesía, para transmitir su idea, lo que supone un cambio muy relevante en su trayectoria, como ya advertí anteriormente.


Hacía también referente a la situación vital del poeta, esto se debe a que ya en su madurez ha abandonado la pasión, exaltación amorosa, tan frecuente en obras anteriores por una visión más serena y realista. Además, incluye un apartado de nostalgia infantil, una mirada al pasado y reflexiones sobre el paso del tiempo que estarán presentes en varios de sus poemas y que reflejarán la propia inquietud de un poeta cuya juventud ya ha pasado. Esta nostalgia por lo infantil es recurrente en varios poetas, aunque fue sobre todo representada por Lorca desde sus inicios, y tiene también su importancia en Aleixandre y en este libro.

De esta forma, tenemos ante nosotros la narración poética de un hombre maduro cuya voz atraviesa estos versos con la piedad hacia el prójimo y el estocismo ante el propio destino, huyendo de la desesperación o el rencor que se podría esperar. Ahora la muerte es aceptada de forma resignada, perdiendo todas las cualidades positivas que tenía en La destrucción o el amor.

Como un cuerpo que un momento se distendiese
Después de haber sufrido el peso de la larguísima vida,
y un instante se mirase en el espejo y allí se reconociera…,
así te he visto a ti, cansada mía, vivida mía,
que día a día has ido llevando todo el peso de tu vivir.

Fragmento Ante el espejo

Desnudo delante del espejo, de Antonio Meléndez
Aleixandre llegará a ser minucioso en sus descripciones, deteniéndose en cada detalle del cuerpo amado para atrapar en esas imágenes todo lo que desea transmitir. Pero no se queda solo en lo físico, sino que sabrá captar también la psicología y los pensamientos del yo poético como si fuera un cineasta que capta los movimientos con su cámara. Esta minuciosidad sirve al poeta para acercarnos al reconocimiento con lo que se describe en el poema, pretende el autor que el lector se reconozca en lo que lee, llegando a una especie de catarsis que le conmueva y remueva a actuar. No obstante, si admitimos esta realidad más espiritual de la obra, debemos matizar el hecho de que estemos ante una obra realista, que provenga de la experiencia, pues realmente Aleixandre proporciona un enfoque espiritual a su poesía, influencia de toda su trayectoria anterior.


Formalmente, los poemas se componen de verso libre, por lo que cada composición mantiene un ritmo único que debe ser estudiado de forma individual. Son poesías largas con versos de arte mayor, superando incluso al eneadecasílabo. Coinciden todos en mantener una estructura similar a la narración. Carlos Bousoño, también poeta, realizó un profundo estudio de la obra de Aleixandre que resulta ya imprescindible como primer paso para acercarse al poeta andaluz. José Luis Cano es otro paso inevitable, habiendo recogido además varias conversaciones mantenidas con Aleixandre. Pero muchos otros son los que han reconocido en este poeta a un gran artista con el que sentirse vinculado. En este sentido, él mismo hizo notar que, de todas sus obras, Historia del corazón era la que más corazones había inspirado y removido en una época crítica para la cultura española.

Como un péndulo, este libro nos refleja la mirada de quien ha vivido y echa los ojos al pasado, una vez asumido y resignado al futuro cercano. La infancia, la sociedad actual, la relación sentimental y la vejez se dan la mano en un conjunto de poemas narrativos que se basan en la experiencia amorosa detallada de forma minuciosa por los versos libres de Aleixandre. Y quizás sea hora de reivindicar el lugar de la obra de este poeta concluyendo con un poema del mismo.

El alma

Lo mismo que si el alma al fin fuera tangible.
Alma mía, tus bordes,
tu casi luz, tu tibieza conforme.
Repasaba tu pecho, tu garganta,
tu cintura: lo terso,
lo misterioso, lo maravillosamente expresado.
Tocaba despacio, despacísimo, lento,
el inoíble rumor del alma pura, del alma manifestada.
Esa noche, abarcable; cada día, cada minuto, abarcable.
El alma con su olor a azucena.
Oh, no: con su sima,
con su irrupción misteriosa de bulto vivo.
El alma por donde navegar no es preciso
porque a mi lado extendida, arribada, se muestra
como una inmensa flor; oh, no: como un cuerpo maravillosamente investido.
Ondas de alma..., alma reconocible.
Mirando, tentando su brillo conforme,
su limitado brillo que mi mano somete,
creo,
creo, amor mío, realidad, mi destino,
alma olorosa, espíritu que se realiza,
maravilloso misterio que lentamente se teje,
hasta hacerse ya como un cuerpo,
comunicación que bajo mis ojos miro formarse,
organizarse,
y conformemente brillar,
trasminar,
trascender,
en su dibujo bellísimo,
en su sola verdad de cuerpo advenido;
oh dulce realidad que yo aprieto, con mi mano, que por una manifestada suavidad se desliza.



Manos entrelazadas (fotografía de LJ)

Así, amada mía,
cuando desnuda te rozo,
cuando muy lento, despacísimo, regaladamente te toco.
en la maravillosa noche de nuestro amor.
Con luz, para mirarte.
Con bella luz porque es para ti.
Para engolfarme en mi dicha.
Para olerte, adorarte,
para, ceñida, trastornarme con tu emanación.
Para amasarte con estos brazos que sin cansancio se ahorman.
Para sentir contra mi pecho todos los brillos,
contagiándome de ti,
que, alma, como una niña sonríes
cuando te digo: « Alma mía... »





Escrito por Luis J. del Castillo

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...