Páginas amarillas, de Yell Publicidad

28 diciembre, 2012

| | |
INOCENTADA DE 2012

No podemos dudar de que estamos ante uno de los géneros más maltratados por la crítica y los lectores, en gran parte por su densidad tanto en contenido como en forma, pero sobre todo porque el mercado prácticamente ha decidido regalar estos volúmenes sin aportar beneficios a los escritores que tan arduamente han conseguido fundamentar estos libros tan característicos. Libros que con la llegada de internet se han visto relegados al mundo de la red prácticamente. Estamos hablando del género al que pertenece Páginas amarillas, la extensa y célebre obra de Yell Publicidad.

Páginas amarillas y su secuela Páginas blancas
El género surgió a principios de siglo, gracias a los avances en la imprenta que permitieron el uso de papel coloreado, una de las características fundamentales para la creación de estas obras. En principio tuvieron un considerado éxito, con ediciones en diferentes idiomas y con autores que siguieron esta línea. Desconocemos quien fue el innovador inicial, pero en España fue, sin duda, Telefónica Publicidad e Información, que comenzó con la creación de la multitud de personajes que formarían parte de esta obra extensa y cuidada en detalles. A la par que los folletines, cada año ofrecía un nuevo volumen continuando la historia planteada en el número anterior, añadiendo nuevos personajes y acabando con antiguos, en un vaivén que provocó, en cierta forma, su decadencia, al no poder mantener un hilo continuo.

La avanzada edad de Telefónica llevó a abandonar este proyecto en 2006, falleciendo en 2010. Continuará esta megalómana obra Yell Publicidad, lanzado especialmente a través de internet, dada la poca repercusión editorial que mantenían las últimas ediciones. Aún en tiempos prósperos surgió la secuela, Páginas blancas, que recogía la historia de personajes mencionados, pero de los que no se había llegado a contar su historia. No obstante, Yell no lo tuvo fácil, otros se adentraron también en esta tarea y se crearon obras como QDQ o la paródica Guías amarillas. Todas ellas con el afán de superar a la obra base, reconocida ya a nivel nacional.


La crítica ha ignorando profundamente este género tan prolífico. Sin duda, su principal baza como fuente de beneficios para el autor procede de la cantidad de personas que han exigido mediante pagos la inclusión de sus nombres como personajes en esta, podríamos decir, novela. En los últimos años se han podido encontrar reseñas a estas obras, como la realizada por Elvisa Yomastercard a través de la plataforma Youtube y que os dejamos a continuación, es el tercer libro que comenta.


Si bien es cierto que los filólogos no se han atrevido a recopilar y estudiar todas estas ediciones, queda abierto un campo de investigación que daría interesantes resultados, especialmente ante la tarea titánica que Telefónica y Yell Publicidad llevaron a cabo para recoger todas las historias sueltas de cada uno de los personajes, una tarea digna de la narrativa tolkiana o de los cabos sueltos dejados por Michael Ende en su Historia Interminable. Podéis leer la obra íntegra aquí.

Escrito por Luis Jesús del Castillo Montes


Google+

1 comentario :

  1. Las paginas amarillas nacieron en Estados Unidos cuando se invento el telefono, las demas compañias lo tomaron como referente para publicar sus directorios, hoy dia el papel queda obsoleto y una gran compañia con 7 años de antiguedad toma las riendas con presencia ya en 172 paises, sus anuncios van mas alla de la simple información pues cuentan con herramientas para que sus anunciantes se beneficien de este gran producto.
    http://www.amarillasinternet.com/

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...